EL CONCEPTO DE INTEGRACIÓN DESDE BIODANZA Y NEUROCIENCIA

Los investigadores de las neurociencias emplean el término Integración para referirse a las funciones colaboradoras, de conexión que coordinan varios niveles de proceso dentro de los seres humanos y entre seres humanos. En el modelo teórico de Biodanza, la Integración consiste en la interacción recíproca, dinámica y creativa que se produce en la expresión de los potenciales genéticos del ser humano. La integración en Biodanza es un proceso cúspide hacia el cual se dirige el desarrollo de los potenciales humanos.

Integración en Biodanza

Para Biodanza esta tiene un significado existencial, esto es porque este sistema al estimular la función primordial de conexión con la vida, quien lo practica alcanza la fuerza selectiva para lograr la integración en tres dimensiones simultáneamente, consigo con los otros o la especie y con el todo o el cosmos (Pessoa, 2009).

En Biodanza, se plantea que cuando se logra la Integración, el individuo ha logrado la expresión del potencial genético y a través de la ontogénesis, se da la integración de su identidad. Integración, pues, significa para Biodanza, coordinación de las actividades de varios subsistemas para alcanzar el funcionamiento armonioso de un sistema mayor. Se plantea en este modelo teórico que la unidad funcional del organismo, se realiza por la coordinación de tres subsistemas: nervioso, endocrino e inmunológico, por ello, Biodanza es, por definición, un sistema de integración de potenciales humanos.

Integración en Neurociencias

Es cuando todas las áreas del cerebro trabajan todas juntas como un todo (Siegel y Payne, 2011). Neurológicamente, existe integración cuando las redes neuronales intercambian información mediante conexiones eficaces, entre las distintas partes del cerebro. Este proceso implica que la información fluye gracias a conexiones inequívocas entre las distintas partes del cerebro (Pace y Calvo, 2009).

La Integración según Pacce (2009) es fundamental para la auto organización y para la capacidad del cerebro para crear la Identidad o sensación de Yo del individuo. En neurociencias, de la integración neural, también depende la Identidad, un cerebro integrado, equivale a un Yo integrado, esto es un cerebro que no fracasa para integrar la experiencia. La Integración Neuronal es fundamental para la auto organización y para la capacidad del cerebro de crear un sentido del yo (Siegel, D., 1999 tomado de Pacce, y Calvo, 2009).

La persona que logra Integración Neuronal tiene como consecuencia un Yo Central sólido. Neurológicamente el sentido del Yo se conforma a través del tiempo, con experiencias que activan las neuronas de forma que se expresan genes que producen alteraciones en la conectividad neuronal (sinaptogenesis y poda).

El cerebro humano posee muchas neuronas cuya función no está definida genéticamente sino que está definida por la experiencia, por los Eco factores y Cofactores como se consideraría en Biodanza. Este proceso es tan flexible que si se interrumpe durante la infancia, si hay traumas o experiencias de apego no adecuados, la estructura llamada hipocampo será afectada por Cortisol y estarán en peligro las redes neuronales.

La información se transmite en circuitos neuronales que se agrupan y activan juntos (asambleas celulares) y quedan funcionalmente vinculados.

Esto crea nuevas representaciones y estados mentales en un todo funcional que es la esencia de la integración.

Según Siegel, p. 314, tomado Pace, P. 2009, la Integración Neuronal es lo que permite al cerebro coordinar acciones para la vida, para lo social, unos con otros (Siegel, D. 2007). Se da cuando hay cooperación entre los sistemas de los cerebros que están implicados en distintos estados y experiencias. Los estados y experiencias están vinculados juntos en el tiempo dentro de una relación de apoyo afectivo y emocional. Esto crea el Mapa espacio temporal del Yo que es necesario para la integración Neuronal.

Cuando la persona está integrada neuronalmente presenta alto grado de regulación emocional, es capaz de hablar de lo no resuelto en su infancia, tiene disponibilidad verbal y emocional, está disponible para si misma y para los otros es flexible, adaptable, coherente, estable y con energía. La Integración Neuronal funcional es la capacidad de experimentar importantes aspectos de la vida empleando un mínimo de estrategias defensivas, de allí lo que plantea, Pacce, y Calvo, (2009) la integración neuronal es suficiente para la salud mental.

Cuando las partes del cerebro no están integradas surgen problemas importantes y el individuo accede a las vivencias más desde un lado que desde ambos; y lo que plantea la neurociencias es que no emplear ambas aéreas cerebrales, ocasiona trastornos y pone en peligro la existencia.

El individuo Integrado, no se disocia desadaptativamente en situaciones que no controla, ni es rígido, es decir no impone control a todo y todos en torno a él. En otras palabras, la integración preserva la salud mental y emocional. La disociación y la rigidez aparecen cuando se bloquea la integración.

Por el contrario cuando una persona fracasa en integrar experiencias importantes, esta representa una profunda distorsión en el sistema del Yo o en su Identidad.

Una experiencia importante que no sea reconocida, rechazada, olvidada, causa incoherencia en la estructura del Yo, en la Identidad. Casi cualquier evento estresante, comprometen la Identidad.

La falta de un sólido sentido de Identidad, no tener metas claras o cambiarlas frecuentemente, no ser sensible o ser en exceso a su mundo emocional y mantener sin ser consciente posturas corporales que denotan rigidez y , disociación; es una señal de falta de Integración Neuronal para Pacce, y Calvo, (2009).

La falta de Integración casi siempre tiene una falla en la base relacional; por los problemas de apego, y por carencia de las llamadas protovivencia (Biodanza) en que el individuo se ve involucrado.

En el caso de las personas con pocos ecofactores nutritivos o positivos y protovivencia integradoras en su vida, la identidad esta en peligro, su vivencia de ser humano es incompleta, su integridad y complejidad del yo está comprometida.

Ahora es posible comprender que cuando la persona no tiene integración de la Corteza Pre Frontal, con las áreas del cerebro, con dificultad logra la regulación de su cuerpo, con dificultad logra comunicar sus sentimientos, le cuesta el equilibrio emocional, contacta frecuentemente con la emoción del miedo, poco flexible, presenta dificultad para comprender sus acciones y la de los otros, posee poca o nula empatía, moralidad e intuición.

Pacce, (2009) señala que una persona con una Corteza Prefrontal Integrada tiene fuerza de voluntad, reflexiona sobre sus posibilidades de obtener un objetivo y actúa en función de esa reflexión tiene capacidad de decisión, tiene lucidez, manifiesta, vivencia la alegría, tiene capacidad de adaptarse al cambio, tiene capacidad de aprender de los errores y de hacer las cosas diferentes la próxima vez, planifica el futuro y sigue con constancia el plan que se ha propuesto, revisa con regularidad sus objetivos y tareas pendientes, corrige si se está alejando de sus objetivos, tiene autodisciplina ,planea mejor el futuro a partir de sus aprendizajes tomando en cuenta las opciones, es capaz de mantener sus ideales a pesar de las dificultades, anticipa lo que puede pasar, las consecuencias y actúa en consecuencia.

Una Corteza Prefrontal no Integrada o poca desarrollada, hace que la persona presente apatía y pereza, desmotivación, falta de iniciativa, falta de entusiasmo, falta de inspiración, prefiere lo rutinario, lo conocido, lo previsible, es apático al cambio, tiene dificultad para aprender y rechaza experiencias de aprendizaje, se distrae con facilidad, tiene incapacidad para planear y seguir un proceso, un plan para conseguir lo que desea, sus comportamientos están disociados de sus deseos y objetivos, no termina lo que empieza, le cuesta completar una tarea, es pasiva, se deja llevar, tiene dificultad para adaptarse al cambio, responde agresivamente o con bloqueo por la dificultad para manejar y autorregularse emocionalmente, ante los deseos insatisfechos entran con facilidad en furia, le cuesta escuchar con atención, tiene desorganización y conducta impulsiva, demasiada emotividad ya que la Corteza Pre Frontal no tiene conexiones para controlar la zona emocional del cerebro, no ve opciones posibles que pueda tener delante, se dejan llevar por el grupo sin reflexionar, instinto gregario no autorregulado.

La función de la Corteza Pre frontal es la de regular el cuerpo, establecer comunicación neuronal entre los centros de cognición cerebral y los de la emoción, y así facilitar el equilibrio emocional y disminuir la emoción del miedo a niveles adaptativos.

Otra función de esta área del cerebro es dotar a la persona de flexibilidad, facilitar la conexión empática con otros para entender las acciones del otro y las propias, contribuir a una dimensión moral y a la intuición.

La integración puede compararse con un flujo de energía o río que fluye en armonía. Un extremo representa el Caos y el otro extremo representa la Rigidez. Ni el Caos ni la Rigidez permiten la adaptación a la vida. Mientras más Integración, mas armonía y fluir constante, más flexibilidad, adaptabilidad, coherencia, estabilidad y energía. Más posibilidad de salir del Caos y de la Rigidez.

Uma Zuasti